Ruta Jugatxi

El recorrido nos adentra en un bosque muy bien conservado con impresionantes hayas y robles de gran porte, que constituyen el principal atractivo del paseo. Pero no es el único: las vistas del valle de Zuia y del macizo d­el Gorbeia, la ermita de Jugatxi, el pueblo de Jugo, el casco urbano de Murgia, un antiguo molino o los restos de un calero bien merecen una visita.

Descripción

Jugatxi_IEl recorrido comienza en el centro de Murgia. Desde la plaza Bea-Murgia y mirando hacia la iglesia se toma la calle Domingo de Sautu en dirección a Vitoria-Gasteiz, llegando a las proximidades del edificio de la Cruz Roja. Antes de llegar a este edificio y una vez que se ha pasado la última casa se coge un camino a la derecha que cruza el río Goba. A unos metros a la derecha se localiza el molino y a la izquierda los restos de un antiguo calero. Se toma el primer cruce a la izquierda antes de llegar al calero, siguiendo un camino de pronunciada pendiente, dejando otro a la derecha.

El camino continúa entre ejemplares de hayas y robles de asombroso tamaño y porte,entre los que aparecen algunos claros que ha dejado la tala de plantaciones forestales. Esos claros ofrecen unas espléndidas vistas del macizo del Gorbeia por un lado y del valle de Zuia por otro, donde se puede distinguir Amezaga, Guillerna, Bitoriano y Murgia y sus montes. Se sigue por la senda más marcada y se cruza dos pistas forestales, una ya próxima a la ermita de Jugatxi. En su entorno se localiza un área recreativa con mesas, juego de bolos y dos fuentes, una de ellas a la que se accede tras descender 141 escaleras. A la derecha de esta bonita ermita se coge una pista bien marcada que nos lleva hasta Jugo. Al lado del lavadero se toma un camino a la derecha que conecta más adelante con una pista de cemento (*), donde se toma un camino a la derecha que se dirige hacia la zona boscosa, dejando uno de los últimos caseríos de Jugo a la izquierda.

 (*) Antes de tomar ese camino si se desea se puede visitar la iglesia de Jugo.

Jugo_01_1

Se sigue el camino que va paralelo a la carretera por el borde del bosque de hayas y robles dejando las fincas de cultivo y prados a la izquierda. Se abandonan dos caminos a la derecha hasta encontrarnos con uno vallado que se deja a la izquierda para continuar por la derecha hasta conectar con otro camino que se sigue hacia la izquierda. Si se continúa por el camino ascendente, es decir hacia la derecha, a unos 100 metros antes de un cierre de ganado crece una bonita haya de gran altura, que exhibe un grueso y recto tronco. Se continúa por el camino que discurre paralelo a las fincas de cultivos y prados, dejando los cruces que salen a la derecha, hasta llegar a una bifurcación a unos 650 metros de la derivación para el haya, ya en las inmediaciones de Murgia donde se toma el camino de la derecha que nos acerca hasta el calero que se ha visitado anteriormente. Desde ahí se sigue por la carretera hacia la izquierda para llegar a la plaza pasando por el barrio de abajo.